chapter  2
22 Pages

Language Difference and Inequality

Cuando empecé mi primer año de escuela en el sur de Tejas en 1956, todos los niños en mi clase eran mexicanos o mexicanos americanos. Ninguno de nosotros hablábamos ni siquiera una sola palabra en inglés. En esa época, la televisión estaba en su infancia y era algo desconocido entre personas pobres que apenas tenían dinero para mantenerse. Había radios en nuestros hogares, pero como vivíamos por la frontera a menos de treinta millas de la boca del Río Grande, todas las estaciones que escuchábamos tocaban música norteña. En casa, en la comunidad, entre nosotros, el español era el idioma que usábamos para comunicarnos y para interpretar el mundo conocido. En la escuela pública ubicada en nuestra comunidad, todo estaba al revés: el uso del español era completamente prohibido.