chapter  10
La vida no acabada de Gine´s de Pasamonte
ByMICHEL MONER
Pages 6

Université de Toulouse-Le Mirail La última separata que me envió Ted Riley fue la de su conferencia, ‘Sepa que yo soy Jerónimo de Pasamonte’, pronunciada en la Biblioteca de Cataluña, en Barcelona, el 25 de noviembre de 1999, a la que correspondí con una carta de agradecimiento en la que me comprometía a mandarle materiales en relación con el tema de dicha conferencia.1 A los pocos días recibí una carta de su esposa con la que me enteré de que Ted había fallecido. Los renglones que vienen a continuación no son, por lo tanto, sino los que pensaba enviarle a Ted, de haber seguido él entre nosotros, donde tanto nos hace falta y se le echa de menos. Da la casualidad (¿?) de que la conferencia de Ted, y por lo tanto los comentarios míos, versan precisamente sobre el término de la existencia y la dificultad de darle sentido a la vida de uno, mientras no esté acabada. El propio Ted, citando a Walter Benjamin, resumía la paradoja con estas palabras:

Es característico que no sólo los conocimientos o la sabiduría de un hombre, sino sobre todo su vida real-y ésta es la materia de la que se fabrican las historias-, llegan por primera vez a hacerse transmisibles en el momento de su muerte [...]2

Huelga decir que estas palabras adquieren hoy notable resonancia. Pero si bien es cierto que la plena riqueza de una vida no se puede alcanzar del todo mientras la muerte no le haya puesto un término, creo que no cabe ninguna duda de que ‘los conocimientos’ y ‘la sabiduría’ de Ted Riley, ya se han transmitido desde hace años a generaciones de estudiosos. Dicho en otras palabras, hace tiempo que las sendas que él ha abierto, con tanta sagacidad, en el laberinto de los textos cervantinos han pasado a ser itinerarios conocidos y hasta imprescindibles, para quienes pretendan transitar por ellos. Como lo es, por supuesto, esta última senda en la que 1 Dicha conferencia fue la primera de las ‘Lecturas del Quijote’ (Barcelona: Crítica, ‘Lecturas del Quijote’, 2000). Cito a partir de E. C. Riley, La rara invención. Estudios sobre Cervantes, trad. Mari Carmen Llerena (Barcelona: Crítica, 2001), donde se incluye el texto de la conferencia (51-71). 2 Ibid., 63.